lunes, 2 de diciembre de 2013

Foz de Iguazu

En mi vida no había visto tanta agua junta y potente al mismo tiempo. 275 saltos que componen una de la 7 maravillas del mundo. Sumergirse adentro a esa cantidad de agua es una experiencia inolvidable que marca el camino de una persona. Fue una emoción muy bella. 

Mejor dejamos hablar las imágenes.





Me di cuenta que los animales que viven en este parque tienen una relación y confianza con el ser humano distinta y a veces es peligroso comerse un sándwich en plena floresta …ahahahaha…














En la noche en la plaza de Iguazú al bajar de la Banana recién estacionada escuché un grito fuerte con mi nombre y apellido claramente  marcados aparecieron desde la nada Yasser y su esposa Helen…con en los brazos el hijo..de la compañía teatral "I-rreal Teatro".


 Un encuentro increíble. Fue uno de mis profesores de Clown en mi época de formación en El Salvador. Allí pensé que el viaje siempre tiene una linda sorpresa lista para cada momento que se vive.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada