martes, 11 de octubre de 2011

San Cristóbal de las Casas - última etapa mexicana.

El cielo de San Cristóbal puede ser muy bello y cercano. Las casas de colores en las lomas suaves en este altiplano están rodeadas por montañas boscosas. Este es el lugar de la famosa Revolución Zapatista.

*******************
ACTEAL, EL ZAPATISMO SIN ARMAS

En Acteal, una de las comunidades zapatistas de estas montañas, un grupo de chicos y niños están preparando una sencilla obra de teatro, para recordar la masacre de 47 personas, asesinadas en el '97 por un grupo de paramilitares.

Acteal es una aldea que participa de la Revolución Zapatista, pero sin seguir el camino de las armas: en Acteal la revolución se hace con ayuno y oración, según las enseñanzas de Ghandi y de la no-violencia.

El grupo, de aproximadamente veinte adolescentes y algunos niños, se reúne en una choza de madera y lámina, con la ayuda de Josefina, una actriz de teatro argentina, que me ha invitado a conocer este lugar. Los más grandecitos han vivido la masacre, han sobrevivido huyendo o haciéndose los muertos y han perdido a sus amigos, familiares e inocencia: no pueden olvidar aquel 22 de diciembre de hace 14 años.

Los chicos son muy tímidos pero las chicas los son mucho más; ellas usan los vestidos tradicionales, mientras que los chicos usan ropa "occidental". Las muchachas hablan sólo en idioma indígena Tzotzil (aunque sospecho que sí saben hablar castellano), mientras que los muchachos usan ambos idiomas. 

Para chicos y chicas es muy difícil hablar en voz alta o mirar al público a los ojos y hacen un gran esfuerzo para hacerse escuchar, sin cubrir su boca, sin dar la espalda al público, en fin para superar la vergüenza. 

Josefina los ayuda, los motiva y propone ejercicios teatrales. Cada una de sus frases se traduce en Tzotzil, pero los chicos tienen demasiada vergüenza y les cuesta hacer los ejercicios.

- Aquí se aprende lo que es la paciencia! - me dice en el auto, cuando regresamos a San Cristóbal - Aquí las personas tienen un ritmo completamente diferente: para montar esta obra nos tardamos más de un año!
Después de un breve silencio, como tratando de convencerse a ella misma: agrega: 
- En fin, es su forma de hacer teatro y así está bien!

En las zonas rurales, la vergüenza es un fenómeno cultural muy común. Muchísimos sienten vergüenza de ser indígenas, se sienten inferiores a los "güeros" (blancos), huyen de las miradas. Aquí, el 80% de la población es indígena, no obstante están discriminados si, por ejemplo, buscan trabajo o van a la universidad con su ropa típica.

Para la juventud es un dilema: ¿conservar sus raíces culturales a costa de ser marginados? Para mi, en cambio, la pregunta es siempre la misma: ¿Por qué en este mundo no hay espacio para todos y todas?

****************
LA DULCE VIDA

Nos prestan la casa de un español que se encuentra en su tierra, cerca del centro de San Cristóbal. No nos queda de otra que disfrutar de la vida tranquila de esta pequeña ciudad, teniendo todo el tiempo para hacer lo que más nos gusta. 

Cada día podemos decidir si salir a dar un paseo, tomar clase de canto, hacer yoga en el jardín, tomar café en los cafés del andador, ir de compras al mercado, platicar en las calles, dormir todo el día, hacer zapatos tejidos, ir a ver una película en un centro cultural, leer una novela, visitar un pueblo cercano y miles de otras opciones. ¡Hay todo el tiempo! Es realmente un regalo, sobre todo si pienso en la vida que muchas personas eligen (?) hacer, corriendo de un lado al otro. Y como dice Elfio (mi padre), la gente termina olvidándose sus hijos en el auto.

****************

CARAMELOS PARA EL ALMA

Nuestra obra de teatro sobre el medio ambiente cae perfectamente en un programa llamado "escuelas verdes" y es así como casi todos los días tenemos una función. Visitamos aproximadamente unas quince escuelas, muy diferentes: hay escuelas pobres en las cuales las profesoras ponen dinero de su bolsillo con tal de que sus alumnos puedan ver la obra y escuelas súper lujosas donde la directora llora pobreza y nos paga la mitad de la cuota acordada. 

Escuchar centenas de niños que se ríen todos juntos en una emoción única.
En la escuela de San Felipe, en la periferia pobre de San Cristóbal, 400 niños y niñas indígenas (que probablemente nunca habían visto una obra de teatro) han hecho una cola para darnos un beso y agradecernos. Sus "gracias" fueron dulces para el alma. 







******************

TRES DÍAS CON JOVANOTTI
(Famoso cantante italiano)


¡Jovanotti ha estado en nuestra casa! Lo hemos conocido aquí en San Cris durante la organización de "un sábado por la Madretierra". Era él, aunque tenía un fuerte acento brasileño y decía llamarse Aquiles. ajajajaja

En la "Casa del Pan", centro cultural en la peatonal Real de Guadalupe, hemos tenido una función de ¿Qué onda con la Mamá?. Ambiente familiar, poco público pero generoso y sobretodo mucha rica comida vagana, preparada por Jovanotti! 

Gracias a él, Ana y yo hemos visto una película documental llamada Earthlings, un análisis minucioso de los sufrimientos y torturas que los animales padecen a causa de los seres humanos. He tenido una piedra en el estómago durante muchas horas y ganas de vomitar; dudo que podré volver a comer carne. ¡Tal vez ha llegado el momento de otro cambio!

***************

TRICLETAS: UNA FAMILIA EN BICICLETA
(www.tricletas.blogspot.com)

Nahuel es un niño increíble: tiene tres años y medio y desde hace dos años (más de la mitad de su vida) viaja con sus padres, escuchen escuchen…¡en bicicleta! O mejor en un carrito jalado por la bicicleta de su madre y su padre. Por ejemplo, desde Tapachula (frontera con Guatemala), hasta San Cristóbal (aproximadamente 8 horas), han tardado 10 días! Para cruzar Guatemala (500 kilómetros) han tardado 9 meses!
- Yo soy un niño viajero - dice Nahuel serio y jocoso a la vez - ¡y duermo cada día en una casa diferente!
- ¿Cuál es la casa que más te ha gustado? - le pregunta Ana.
- ¡La casa de los bomberos! - dice riéndose y recordando esa vez en que durmieron en una estación de bomberos.

Nahuel es increíblemente independiente por los años que tiene: por ejemplo, se va a la cama solito y cuando se despierta, si sus padres siguen dormidos, se viste solo y se pone a jugar en silencio. Es capaz de inventar historias que no terminan nunca, mezclando todo lo que ha vivido con lo que se imagina y, de repente, te regala un largo abrazo o un beso en la boca. Nahuel vive el presente (como todos los niños y niñas) pero para él el presente es un pozo de encuentros y experiencias sin limites. 

********

ADIÓS MËXICO
El lunes tendremos la última función en una escuela y luego bajamos hacia El Salvador. Hemos pasado en México 8 meses, 245 días, 5.952 horas (mucho más en el caso de Ana). Sabíamos que este país era hermoso, pero ¡no nos imaginamos tanto! Salimos más ligeros en kilos (en el caso de Massi) y en aparatos tecnológicos (robados) pero llenos de emociones, experiencias y nostalgia. Gracias a innumerables personas que, cada una a su manera, han hecho especial esta etapa. ¡Adiós México! 


(Nico)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada